Disfagia o dificultad para tragar en bebés y niños

La disfagia o dificultad para tragar es común en bebés y niños, que puede causar problemas a la hora de comer y beber, por lo que es importante entender cuál es el problema y cómo solucionarlo. Esta entrada del blog tratará sobre qué es la disfagia y cómo solucionarla si tu hijo la padece.

Disfagia o dificultad para tragar en bebés y niños

En este post vamos a hablar de este problema que para muchas gente era desconocido hasta hace poco, vamos a ver que es la disfagia y como saber si nuestro bebé tiene puede estar sufriéndola. Tanto si sois padres primerizos, como si ya tenéis experiencia en cría niños, este es un tema te os va a interesar y mucho

Índice
  1. ¿Qué es la disfagia?
  2. Cómo tragan los niños y los bebés
    1. Fase oral
    2. Fase faríngea
    3. Fase esofágica
  3. Principales causas de la disfagia
    1. Trastornos del desarrollo y parálisis cerebral
    2. Enfermedades neuromusculares o malformaciones
    3. Problemas digestivos
    4. Cuerpo extraño
  4. ¿Qué tan frecuente es?
  5. ¿Cómo saber si un niño tiene disfagia?

¿Qué es la disfagia?

La disfagia es un problema común que puede afectar a niños de cualquier edad. Esta afección puede estar causada por una serie de cuestiones que van desde problemas digestivos hasta infecciones de garganta. En algunos casos, la disfagia puede ser consecuencia de un trastorno del desarrollo, como el trastorno del espectro autista o el síndrome de Prader-Willi. Sin embargo, lo más frecuente es que la disfagia sea el resultado de una afección médica subyacente.

Estas afecciones pueden incluir la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable, úlceras, ERGE y otras. La disfagia suele caracterizarse por una disminución del volumen de comida que se puede tragar. Esto dificulta que el niño obtenga los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse. El tratamiento de la disfagia depende de la causa subyacente y suele requerir una combinación de medicamentos y terapia. Aunque la disfagia puede ser una enfermedad frustrante, es importante recordar que hay muchas explicaciones y tratamientos posibles.

Cuando la disfagia está causada por una afección médica subyacente, es importante consultar a un pediatra o a un especialista certificado para asegurarse de que se inicia el tratamiento adecuado.

Mushie Juego de 2 Cucharas para Niños | Cuchara en Silicona sin BPA | Cubiertos Resistentes al...
856 Opiniones
Mushie Juego de 2 Cucharas para Niños | Cuchara en Silicona sin BPA | Cubiertos Resistentes al...
  • Realizzati al 100% in BPA e materiale privo di sostanze chimiche, i nostri cucchiai in silicone sono perfetti per nutrire il...

Cómo tragan los niños y los bebés

Para comprender este síntoma es importante considerar el proceso de deglución que comienza cuando los alimentos entran en la boca, se humedecen y mastican.

Fase oral

Durante esta fase, la lengua empuja los alimentos de la boca hacia la faringe.

Fase faríngea

Los alimentos han llegado a la faringe. En esta zona se encuentra un mecanismo regulado por la epiglotis que evita que los alimentos se dirijan hacia la vía aérea. Es un proceso que dura menos de un segundo y es conocido bajo el nombre de “apnea deglutoria”.

Fase esofágica

Tantos los alimentos y los líquidos atraviesan el esófago para dirigirse al estómago. Durante este proceso, los músculos del esófago realizan movimientos peristálticos.

Principales causas de la disfagia

Esta problemática tiene diversas causas que pueden intervenir en cualquiera de las tres fases de la deglución. En los bebés y niños pequeños, las causas más frecuentes son las neurológicas, mientras que en los mayores, son por problemas digestivos.

La disfagia, o dificultad para tragar, es un problema común en niños y bebés, puede estar causado por una serie de cosas, como dolor de garganta, hábitos alimentarios inadecuados y anomalías estructurales en la boca. La disfagia no tratada puede provocar problemas de desarrollo a largo plazo, como retrasos del lenguaje y parálisis cerebral.

En los niños, la disfagia suele estar causada por un problema de habilidades motoras, como una mala succión o trituración de los alimentos en los lados de la boca. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), el asma y los niños pequeños con reflujo ácido también pueden contribuir a la disfagia.

En los lactantes, las dificultades para tragar pueden ser una reacción al aumento de la presión generada por la alimentación. Los padres deben estar atentos a cualquier signo de malestar gastrointestinal, como vómitos o regurgitación. Si se sospecha que hay disfagia, es importante buscar rápidamente atención médica para descartar las causas subyacentes.

Trastornos del desarrollo y parálisis cerebral

En los bebes prematuros o que sufren de parálisis cerebral la dificultad para tragar es preocupantemente común. Por lo que los profesionales y los padres deben controlarlos de cerca cuando se alimentan.

Enfermedades neuromusculares o malformaciones

Este tipo de enfermedades pueden afectar los músculos utilizados para tragar. Mientras que las malformaciones o alteraciones anatómicas como la lengua grande, la hipertrofia de amígdalas, entre otras, suelen afectar la primera fase del proceso de la deglución.

Problemas digestivos

Algunos de los problemas digestivos que pueden afectar la deglución son el reflujo, las malformaciones y la compresión del esófago.

Cuerpo extraño

Una causa frecuente de disfagia es el intento de ingesta de un cuerpo extraño que se atora en el esófago.

SUAVINEX Zero-Zero Biberón Anticólicos +3 Meses, Tetina Lactancia Materna, Flujo Medio, 270 ml
3.134 Opiniones
SUAVINEX Zero-Zero Biberón Anticólicos +3 Meses, Tetina Lactancia Materna, Flujo Medio, 270 ml
  • El biberón anticólicos Nº1 en España*
  • Biberón anticólicos Zero-Zero elimina las burbujas evitando la ingesta de aire y minimiza la confusión entre la tetina y...
  • 96% de los usuarios piensan que es el mejor biberón que han probado** y 100% lo recomiendan para lactancia mixta.

¿Qué tan frecuente es?

Si se revisan estadísticas se puede ver cómo la incidencia de disfagia aumentó en los últimos años. Sin embargo, no es necesario preocuparse porque este aumento está relacionado con la mejoría en la tasa de supervivencia de niños con patologías complejas, particularmente bebés prematuros y casos de parálisis cerebral.

Además, la disfagia se presenta exponencialmente en niños que sufren trastorno del espectro autista y en aquellos con anomalías en su cráneo.

¿Cómo saber si un niño tiene disfagia?

En algunas ocasiones no es posible distinguir claramente los síntomas de la dificultad para tragar, especialmente en los bebés. Los niños mayores pueden verbalizar lo que les ocurre.

Un bebé con disfagia suele comer más despacio e incluso intenta tragar varias veces. También pueden llegar a toser y atragantarse durante la alimentación. Es frecuente que saliven e incluso vomiten o regurgiten durante la alimentación. En algunas ocasiones, también, se puede apreciar irritabilidad durante la alimentación.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Disfagia o dificultad para tragar en bebés y niños puedes visitar la categoría Infancia.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Leer más