Los juguetes (mordedor en forma de hipopótamo, elefante-sonajero, rana-rodillo, tigre tintineante y un gran espejo) estimulan los sentidos del pequeño y refuerzan su motricidad gruesa